Ayuntamiento de Alburquerque / Pablo cordovilla

El Ayuntamiento adeuda diez millones de euros a los bancos

El alcalde, Manuel Gutiérrez, informa a la Corporación Municipal del estado ruinoso en que se han encontrado el Ayuntamiento

Pablo Cordovilla
PABLO CORDOVILLA

La Corporación Municipal celebró sesión ordinaria de pleno en la tarde del viernes, 27 de mayo. Ocho puntos conformaban el orden del día de una sesión que contó con la presencia de los siete ediles del grupo gobernante (4 IPAL y 3 PSOE) y con los cinco de la oposición, del grupo no adscrito.

El alcalde, Manuel Gutiérrez, informó sobre la gestión que está llevando a cabo el gobierno de coalición desde que el pasado 10 de mayo prosperase la moción de censura con la que desbancaron a Marisa Murillo de la alcaldía. «Damos cuenta con transparencia de la muy difícil situación que hemos heredado el pueblo de Alburquerque. Estamos desbordados porque tenemos mil frentes abiertos, pero que nadie dude que este equipo está entregado para llevar esto hacia adelante», dijo. Se refirió a la deuda. «El equipo anterior no pagaba nada, ni a los empleados municipales, a los que les agradecemos que están ayudando y siendo comprensivos con la situación, ni a nadie». Así , aseguró que la deuda con entidades financieras asciende a diez millones de euros. «En prestamos bancarios, prestamos ICO de los que no se ha pagado una sola cuota, y se comienzan a pagar ahora en junio, la primera cuota de 250.000 euros». Una deuda difícil de afrontar porque, «no entran subvenciones por la deuda con Hacienda y Seguridad Social, más de 400.000 de deuda con Hacienda, que vamos a intentar aplazar, mientras que a la Seguridad Social se le adeudan 900.000 euros», lamentando que parte de esas deudas son inaplazables, «un total de 365.000 euros».  Para aplazar el resto, como paso previo a que lleguen otros recursos en forma de subvenciones (Planes Coexiona de la Diputación y los Aepsa), el Ayuntamiento va a disponer de fondos procedentes del OAR, « para hacer frente al menos a estos pagos que son inaplazables». Manifestó que el anterior gobierno municipal ha podido cometer varios delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social.

De esta forma, Gutiérrez confirmó que el Ayuntamiento está en la ruina, en bancarrota. «Nos toca administrar la miseria y trabajamos para que el enfermo salga de la UCI. El caos es total: paralización administrativa, desidia , abandono de servicios e infraestructuras por falta de mantenimiento, y la maquinaria  en los talleres porque no se pagan los arreglos». Aún así aseguró que la situación se irá revirtiendo. «Pero otra cosa es la macroeconomía algo que veo inviable con los datos, con los recursos y herramientas que tenemos», indicó

También se refirió a la Feria de Mayo y los problemas para llevar a cabo estos festejos. «Organizamos la feria en una semana y con el mínimo gasto, sin policía local en un evento multitudinario y sin conexión eléctrica a los feriantes por la deuda con Iberdrola»: En cuanto a la deuda con la eléctrica, anunció que si no se satisfacen algunos pagos antes del día 31 de mayo, próximo martes, la empresa ha anunciado que cortará el suministro a varios servicios, «entre ellos el polideportivo, guardería, campo de fútbol, casa de cultura o la radio municipal. Y para el 13 de junio se cortará el suministro al propio edificio del Ayuntamiento, donde nos encontramos ».

El primer edil habló del Plan de Estabilización presentado esta semana con la colaboración de la Diputación de Badajoz y los sindicatos. «Gracias a ello hemos llegado a tiempo de presentarlo, porque el gobierno local anterior no lo había presentado y cumplía el plazo».

También hizo mención de un informe pedido por Murillo cuando era alcaldesa sobre 19 vecinos, trabajadores municipales que asistieron a un acto reivindicativo. «Como la Gestapo», apostilló. Y por último informó que están trabajando para abrir las piscinas municipales, « a pesar de las deficiencias que ha detectado Sanidad».

Subestación eléctrica

En otro punto del orden del día; se aprobaba la reivindicación de una subestación eléctrica, al haber quedado fuera la localidad en la última planificación de la red energética. El primer teniente de alcalde, Juan Carlos Prieto, pidió que se unan esfuerzos para conseguirlo. «Debe ser el pueblo quien la reivindique junto al resto de la comarca que se vería beneficiada. Necesitamos infraestructuras que dinamicen el territorio, y una subestación es clave para nuestro progreso y el desarrollo de la comarca Sierra de San Pedro-Los Baldíos», dijo. En 2024 se revisará el plan nacional. Con los siete votos favorables del equipo de gobierno y cinco en contra de la oposición, se aprobaba este punto y también la supresión definitiva de los puestos de personal de confianza.

La secretaria, Mercedes de Llera, dió lectura al punto sobre la reordenacion de volúmenes en Avenida  de los Emigrantes, que se aprobó por unanimidad.

En el turno de asuntos urgentes, se presentaron tres mociones que fueron aprobadas asimismo por unanimidad. En primer lugar, la firma del convenio para reforzar la colaboración en materia de seguridad ciudadana entre la Guardia Civil y Policia Local de Alburquerque.. El segundo, el convenio con el Ministerio del Interior para la sustitución de penas por trabajos en beneficio de la sociedad. Y el tercero, la adhesión a la subvención para poner en marcha el proyectos de ciudades saludables y desarrollo sostenible.

Murillo insiste en la ilegitimidad del gobierno de Gutiérrez

En su intervención, Marisa Murillo, calificó de nuevo de «ilegítimo» al nuevo equipo de gobierno, mientras que en el turno de ruegos y preguntas, pidió la nulidad de la sesión, al no disponer, dijo, de toda la información de los puntos del orden del día. Culpó al grupo gobernante de no estar capacitado para solventar los problemas económicos del municipio. «Su ineptitud es la que impide resolver los problemas del Ayuntamiento. Nosotros habríamos afrontado los pagos de las cuotas de la deuda, como hemos ido pagando a Iberdrola, pese a  que Ángel Vadillo se encontró una deuda de 50 millones de pesetas cuando llegó a la alcaldía en 1995». Hizo de nuevo alusión al ex alcalde Vadillo al asegurar que, « trabajó como alcalde y después  también para que llegase la subestación eléctrica, pero lo imposibilita, primero el PP en 2005, y ahora ha sido el PSOE quien no la incluye en la planificación nacional». El voto de la oposición en este asunto energético, el de la subestación necesaria para poder evacuar la energía que se produzca en los futuros proyectos fotovoltáicos, fue negativo, ya que Murillo argumentó que la solicitud no incluía que la subestación fuese a instalarse en el término municipal de Alburquerque, algo que desmintió Prieto.

En cuanto al listado de trabajadores municipales tras una de sus protestas en el Ayuntamiento, señaló que, «una serie de personas estaban obstaculizando la celebración de un pleno y en otros casos similares como en Lorca fueron desalojados y tuvo consecuencias». Para finalizar su intervención le preguntó al alcalde por su dedicación en el CID Lácara-Los Baldíos y cuánto cobra de la Diputación, a lo que Gutiérrez le respondió, «nosotros tenemos todos nuestro trabajo y no somos personas que vivimos de la política como ustedes».

Así se cerraba la sesión ordinaria de pleno mensual que tuvo una duración de unos 90 minutos y donde no faltaron momentos de tensión entre las dos bancadas, ni tampoco las voces de reprobación del público asistente ante las intervenciones de la ex alcaldesa, Murillo.