Miembros del PP en el patio de armas del Castillo de Luna

El PP exige a la Junta que acometa ya obras de mejora en el Castillo de Luna

Los populares han registrado varias iniciativas en la Asamblea regional encaminadas a la mejora del Castillo de Luna de Alburquerque, así como otra reclamando a la Junta que el Festival Medieval Villa de Alburquerque recupere su respaldo económico e institucional.

Pablo Cordovilla
PABLO CORDOVILLA

Tras cursar visita guiada al Castillo de Luna, miembros del PP de la provincia de Badajoz presentaban en la mañana de este lunes, 18 de julio, las iniciativas parlamentarias registradas en la Asamblea de Extremadura, encaminadas a la restauración de la fortaleza, contando con las intervenciones del portavoz de Turismo del Partido Popular en la Asamblea de Extremadura, Juan Parejo Fernández y del candidato a la alcaldía local por el PP, Luis Paniagua, quienes estuvieron acompañados por el presidente comarcal, Francisco Javier Gutiérrez y por Manuel Arce, del PP de Alburquerque.

Parejo lamentó que «esta joya patrimonial», y a pesar de contar con una fuerte atracción turística, presente tan mal estado de conservación. «Estamos aquí para poner en valor lo que significa para Extremadura este imponente castillo, para reclamar a la Junta, que es quien tiene competencias al tener la gestión y propiedad del monumento, que lleve a cabo ya obras de mejora». El diputado regional indicó que su grupo ha presentado en sede parlamentaria varias preguntas interesándose al respecto. «Nos respondieron que  durante este año 2022 se encargaría el proyecto de restauración de la obra civil, pero estamos en agosto y los desprendimientos que hemos apreciado en la visita al castillo son muy preocupantes» Se quejó de que faltan cinco meses para finalizar el año y no han comenzado las obras. «¿Qué más tiene que pasar para que la Junta intervenga?, preguntó. A través de otras preguntas registradas en la Asamblea de Extremadura, los populares exigen, »además de la puesta en valor del castillo, que nos digan que usos tienen pensado darle, así como una mayor promoción del  monumento«.

Por su parte, Paniagua lamentó el estado en que se encuentra el castillo, «dejado de la mano de Dios, y donde se siguen produciendo desprendimientos en los lienzos de muralla y en su interior, a pesar de que estamos ante uno de los principales castillos medievales de Extremadura y de la Raya». Señaló algunos puntos que presentan un estado crítico. «Esperemos no llegar a ver alguna de estas torres por los suelos, porque en la principal, en la torre del homenaje,  se producen filtraciones de agua de lluvia y ya presenta grietas preocupantes. Además, hay otras zonas que están muy deterioradas, como el exterior de la iglesia de Santa María del Castillo». Finalizó pidiendo a la Junta de Extremadura que se tome en serio el castillo y acometa cuanto antes las necesarias obras de mantenimiento, «en una foraleza que fue declarada Monumento Nacional en 19244​ y Bien de Interés Cultural el 27 de noviembre de 1933».