Sesión plenaria del 23 de mayo. / pablo cordovilla

El Pleno aprueba el nuevo organigrama de funcionamiento de la Corporación Municipal

Marisa Murillo pide la nulidad de la sesión al quejarse de no tener acceso a toda la información

Pablo Cordovilla
PABLO CORDOVILLA

El salón de actos del Ayuntamiento acogió este lunes, 23 de mayo, sesión extraordinaria de pleno de la Corporación Municipal.

Con la presencia de 7 ediles del grupo gobernante (4 de IPAL y 3 del PSOE) y de 6 de la oposición (Grupo no adscrito), se abordaron los doce puntos del orden del día, la mayor parte de ellos para designar a los nuevos representantes en distintos organismos, consejos escolares, Asociación Sierra de San Pedro-Los Baldíos, Mancomunidad Lácara-Los Baldíos, patronato de deportes, y en Promedio.

Todos estos nombramientos vienen motivados por el cambio en la correlación de fuerzas resultante de la moción de censura que el 10 de mayo desbancó del poder a Marisa Murillo, pasando a ocupar el cargo de alcalde Manuel Gutiérrez. La nueva configuración del equipo de Gobierno se reparte así: IPAL. Alcalde, Manuel Gutiérrez Regalado. Delegación de Economía y Hacienda y Segunda teniente de alcalde, Alicia García. Obras y Servicios, Javier Blásquez. Cultura, Festejos, Educación, Atención a la Infancia y Deportes, Raquel del Pozo. En cuanto a las concejalías PSOE: Primer teniente de alcalde y Relaciones Institucionales, Juan Carlos Prieto. Servicios sociales y Participación ciudadana, Noelia Pavón. Baldíos, Turismo y Empresas Jesús Martín.

De este modo, en la sesión plenaria se daba cuenta de esta nueva configuración, así como de los nombramientos de la Junta de Gobierno Local, constitución de los grupos políticos, y la propuesta de creación de las comisiones informativas permanentes.

Murillo solicitó la declaración de nulidad de la sesión al quejarse de no haber tenido acceso a la información del punto tercero, sobre la constitución de los grupos políticos. «No se ha seguido el reglamento al no estar la información de ese punto al alcance de la oposición», dijo. Gutiérrez le contestó que la carpeta con toda la información estaba a su disposición en secretaría.

En cuanto a la representación en la comisiones informativas, la ex alcaldesa señaló que no se respetaba la representatividad, ni la proporcionalidad, « al formar parte todos los concejales de IPAL y PSOE de las mismas».

Por otro lado, se abordó la determinación de las retribuciones e indemnizaciones de los miembros de la corporación. El alcalde indicó que no se modifican. «Respetamos las vigentes de 30 euros por asistencia a pleno y 100 a las juntas de gobierno delegadas, con un máximo de una al mes». Murillo aseguró que el Ayuntamiento necesita un alcalde con dedicación exclusiva, preguntándole, «¿puede explicar de dónde salen sus sueldos, quien les paga?« a lo que respondió Gutiérrez señalando que, »todos cobramos de nuestro trabajo, mientras que ustedes han estado viviendo del cuento, de la política, de la economía de los vecinos«.

Por último se desestimó el recurso de reposición interpuesto por Marisa Murillo y los cuatro concejales de su grupo contra dos acuerdos de pleno adoptados el 23 de marzo en los que se suprimen las retribuciones por dedicación exclusiva o parcial y los puestos de personal de confianza, y se solicitaba un informe de Intervención para conocer la situación de la deuda municipal. Murillo aseguró que es la corporación quien elabora la plantilla y el pleno quien lo determina, «y sólo puede modificarse con la aprobación de los presupuestos».

Todos los puntos fueron aprobados con los 7 votos favorables de IPAL y PSOE y los 5 en contra del Grupo no adscrito. Murillo pidió la nulidad de la sesión plenaria, no sólo aludiendo a lo ya dicho con respecto al punto tres, sino porque no admite al nuevo Grupo de Gobierno. «Porque al alcalde actual no lo ha elegido el pueblo, y los nuevos concejales han llegado a través de coacciones y amenazas a los concejales que renunciaron a sus actas».